Noticias de Actualidad

Emite PJE sentencias en lengua indígena

0

• Las autoridades jurisdiccionales deben fijarse en la claridad del lenguaje utilizado para conectar de mejor manera con la ciudadanía, mencionó el magistrado presidente de la Sala Indígena y Quinta Sala Penal del TSJ.

Las imprecisiones en el uso del lenguaje jurídico al conceptualizar las ideas y plasmarlas en los textos originan frecuentemente incompatibilidades y contradicciones, lo cual no beneficia a la procuración e impartición de justicia ni a las partes involucradas en los procesos judiciales, así lo expuso el magistrado Luis Enrique Cordero Aguilar, Presidente de la Sala Indígena y Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), al impartir el curso “Argumentación Jurídica y Técnicas de Redacción”, organizado por la Escuela Judicial.

Ante personal del Congreso del Estado, Cordero Aguilar resaltó, que la argumentación jurídica propicia una mayor comunicación entre las autoridades y los gobernados ya que con ello se logra un mayor ordenamiento del lenguaje, sin embargo, resaltó que ésta no es exclusiva de los tribunales ya que en la actualidad esta actividad la realizan los legisladores, las y los operadores jurídicos, los abogados y recientemente la ciudadanía, quien ha mostrado un interés por el uso de un lenguaje judicial adecuado para un mejor entendimiento “las ciudadanas y ciudadanos tienen que aprender a interpretar su marco normativo, por ello las autoridades y el estado debemos tomar en cuenta esa legitimidad porque también son de gran importancia” afirmó el magistrado de la Sala Indígena.

Además, dijo que la argumentación jurídica puede definir que un caso sea o no resuelto, sin embargo, indicó que actualmente no existe una construcción formal de interpretación judicial, por ello, en ocasiones la revisión de las resoluciones de los tribunales recae en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que es la máxima autoridad interpretativa en nuestro país.

El también presidente de la Sala Indígena, enfatizó que las autoridades jurisdiccionales deben fijarse en la claridad del lenguaje utilizado ya que con ello se puede conectar de mejor manera con la ciudadanía y alcanzar así la legitimidad respecto a la función pública.

En este sentido, el magistrado Enrique Cordero, señaló que en cumplimiento a la composición multilingüe que prescribe el artículo 16 de la Constitución de Oaxaca, la sala de Justicia Indígena y Quinta Sala Penal, ordenó la traducción en lengua Mixe de la sentencia que se dictó en el expediente JDI/06/2016 en el caso de la Agencia Municipal de Santa María Nativitas Coatlán vs el Ayuntamiento de Santo Domingo Tehuantepec, lo cual coloca al Poder Judicial del Estado (PJE) encabezado por la magistrada María Eugenia Villanueva Abraján, como un antecedente en emitir este tipo de resoluciones, misma que ha sido un referente para otras entidades como Jalisco, así como tribunales federales y la SCJN.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: